Como ya os contábamos hace unos días, el miércoles pasado se celebró el Spring Break Festival en Santander, una mezcla un poco extraña de rock-indie-electrónica-partido Barça-Madrid. Fue una noche rara (sí, me repito, pero es que es la palabra). Dos escenarios, bueno, un escenario en el interior de la sala y una carpa Red Bull...