Bueno, como habréis podido sentir en vuestras prietas carnes, el frío ya va haciendo acto de presencia. Las chanclas y los tirantes han dado paso a los calcetines gordos y a las bata-mantas, y atrás quedaron las noches infinitas regadas de cerveza, mojitos y gin tonics en cualquier chiringuito o terraza de nuestros alrededores. Cada...