La selección musical antes del concierto no podía ser más acertada, clásicos del blues y del soul más añejo cargados de graves sumados a un escenario humeante y las ganas de escuchar en directo a los Alabama daban al evento un ambiente muy especial. Con guitarras Gibson, amplis Fender, Orange y Ampeg para el bajo...