Encanto personal, altas dosis de humor y un repertorio que desborda historias entrañables y vivencias salpicadas de nostalgia, pecados, (des)amores y rimas consonantes, fueron los puntales que pudimos hallar en el concierto compostelano del cantautor madrileño Luis Ramiro. El pequeño pub Sónar acogió el pasado sábado, en una noche húmeda y fría que poca justicia...