Cuando haces coincidir un concierto con un partido del Barça-Madrid, nada bueno puede salir de ello. Si encima coincide con un festival del mismo género en otro punto de la ciudad, el desastre está servido. Y así fue. El concierto prometía un buen espectáculo con la Carvin Jones Band, un trío de power blues tejano...