A pesar del diluvio de la segunda jornada, la mala organización de los autobuses que conectaban la zona de camping con la del festival y que tres días han pasado como veinte minutos, hemos disfrutado como niños en la octava edición del Bilbao BBK Live. Solo empezar, los ruidosos TOY nos hicieron abandonar su actuación...