Bajamos las escaleras de la sala y ya suenan los primeros acordes de los teloneros. David Ros y su banda transmiten un sonido muy “rock sureño” que recuerda a los inicios de M-clan o a los mismísimos Black Crowes. Sorteamos a la gente para avanzar hasta las primeras posiciones, la Sidecar ya empieza a estar...