El 24 de Enero Pablo Galiano ya regaló en Siroco la magia de este último disco. Un disco muy trabajado y que me hace respetarlo sobremanera.

Ya en el anterior se encargó del diseño de la portada, en este lo ha vuelto hacer y para mi representa muy bien lo que se escucha y lo que se siente. Le acompañan como banda Joe Eceiza, Dani Patillas, Laura Rubio e Íñigo Iribarne, ¡ahí es nada!

Esperando con ansia su próximo concierto, nos sumergimos dando al play en una nueva aventura mágica, espiritual y de otra época.

Si me hubiera pillado en mi época chamana seguro hubiera sido la banda sonora de mis rituales y experimentos. Ahora este nuevo disco me hace soñar con todo aquello.

Disco erótico donde los haya. Pablo, con este disco, te puede llevar a la oscuridad de la noche aunque sea un día soleado de invierno. Siempre acabo hablando de brujas, pero es que este disco tiene mucha brujería cuando lo escuchas. Los coros son maravillosos, el sonido es inmejorable y la voz, como nos tiene acostumbrados, es desgarradora y áspera.
Un blues donde hace que todos tus sentidos se despierten. Cada canción te lleva algún lugar y te hace recordar algún sueño que se escapa. Para todos es muy importante soñar, por eso este disco es muy imprescindible para seguir indagando por esos sueños que escriben otros. Creo que llegar a las entrañas y el infierno es su punto fuerte. Y si quieres llegar a eso, al maravilloso infierno de tu infierno y de Pablo Galiano prueba a escucha su música y sin ninguna duda llegaras allí.

Nana de los esqueletos me tiene hechizada, la letra, su voz y Laura Rubio, como siempre tan diosa en toda canción, hace que sea una de esas canciones que nunca dejaras de escuchar pase el tiempo que pase. Porque ya esta en top de canciones preciosas y perturbadoras que tanto deseamos que nos hagan músicos como este.

Erótico, inquieto, y sublime.

Podéis escuchar “La ciudad que devora a los pájaros” aquí mismo: