Acaban de sacar un single (vinilo) con versiones de dos de sus ídolos de la infancia.“La Pared” de Bambino y “La Vasija De Barro”, de Atahualpa Yupanqui. Su último disco lo sacaron este año y ya están celebrando su fin de gira.

No recuerdo exactamente cuando escuche por primera vez a Guadalupe Plata. Ni la primera canción, ni el primer videoclip, ni en que momento fue, si de fiesta o investigando por internet. Solo se que cuando escucho a Guadalupe Plata pienso en mis noches más “rockambolescas”. En botellas de vino vacías y cigarrillos apagados en el suelo de mi propio cuarto. En bailar sola, desnuda, desfasadamente en mi habitación y bailar también desfasadamente con mis amigos en el antro donde nos juntamos cada finde (esta vez algunos vestidos).

Solo se que en alguno de esos momentos decidió convertirse en mi grupo fetiche del momento. Sería la banda sonora perfecta de mi vida. Tienen mucho rollo, y me molan mucho las letras y el título que le ponen a las canciones.

Yo creo que Guadalupe le puede gustar a todo el mundo, incluso a los que no siguen esta música. Por que es como vivir en un cuento de brujas, vampiros, demonios, exorcismos, alcohol y blues sucio. Y ¿a quien no le pone todo eso?

Su blues podrio del último disco es exquisito. Os animo a llenaros los odios con su magia.