Gente guapa, moderna y refinada la que se reunió el pasado viernes 29 de noviembre en la sala Sidecar de Barcelona para asistir al concierto de Mucho, dentro del ciclo Girando por Salas para el que la banda toledana ha sido una de los seleccionadas en la presente edición.

Abrían, sin embargo, la noche los barceloneses Santos. Ante una sala con tres cuartos del aforo, Santos dio un buen repaso a su primer Lp, «Homenaje«, editado a principios de este año y con el que han estado girando por parte del territorio nacional. Si no los conoces y no sabes lo que vas a ver, seguramente te llevarás una grata sorpresa… un directo contundente a base de canciones elegantes y cuidadas que en vivo suenan realmente potentes, con la característica y extraordinaria voz de Jordi Calatayud al frente, melodías pegadizas y buenos arreglos de guitarra y theremín incluidos. «Mujer Abril«, «Mi Funeral«, «Y.O«, alguna que otra versión del amigo Joan Manuel, «Vagabundear«, y sobretodo la complicidad y buen rollo que transmiten estos seis músicos y amigos en el escenario, hicieron las delicias y animaron a colegas, conocidos y fans… Go, Santos, go!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con el ambiente caldeado, fue el turno de Mucho. La banda manchega presentaban por primera vez en la Ciudad Condal su segundo Lp, «El Apocalipsis Según Mucho«. Pop-rock ochentero acicalado con toques de psicodélia y electrónica, o como ellos prefieren llamarlo, Rock cósmico Grecolatino. Sin duda un directo impecable que arrancaba con «Motores» (toda reverb es poca para la voz de Martí Perarnau) y a partir de ahí, no pararon de hacernos vibrar con unas bases rítmicas contundentes y apabullantes a cargo de los ex Sunday Drivers Carlos Pinto y Miguel de Lucas, con un omnipresente Victor Cabezuelo al mando de unas afiladas guitarras solistas y teclas y con un puesta en escena, todo lo espectacular que el escenario de Sidecar puede permitir. Sonaron hits como «Las Plantas«, «Como si no hubiera mañana«, además de algún tema inédito y algunos de su anterior trabajo como «La Casa en Pie» o «Si quieres, no«… Go, Mucho, Go!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡Que más se puede pedir! Una velada con dos de las bandas que más nos gustan y más prometedoras de la escena musical nacional y, como hemos dicho antes, rodeados de gente guapa, moderna y refinada… Pero como nosotros no somos guapos, ni modernos, ni evidentemente refinados, nada más finalizar el show nos acercamos a Monasterio para poder disfrutar de la última media hora del concierto de nuestros amigos Luz Verde, donde evidentemente, también nos volvimos a encontrar rodeados de gente, si cabe, aún más guapa, moderna y refinada… Pero eso ya es otra crónica… Pues ya ves!!