El pasado mes de Octubre estuvimos viendo el concierto de Fabián en Barcelona y nos pareció tremendo como siempre. Es increíble el respeto que tiene el público por este artista leonés; silencio sepulcral durante los temas solo roto al finalizar por los aplausos que terminaban en más silencio para dar paso a la siguiente composición. Lo normal en los conciertos es que siempre se oiga un murmullo general pero Fabián se hace respetar, no por su actitud sino por la gran sensibilidad de su voz y sus canciones. Menos es más como dicen algunos. Justo antes del concierto tuvimos tiempo para hacerle una entrevista y grabar un par de temas en acústico. Puesyaves!