Foto: Vidala

Foto: Vidala

El Quinto Aniversario del Festival reúne a 15.900 personas en la Campa de la Magdalena

Santander Music bajó ayer sábado 3 de agosto el telón de su Quinto Aniversario. Tres jornadas de conciertos celebrando los primeros cinco años de este Pequeño Gran Festival, que cada edición va consolidando una propuesta basada en la música independiente, pop-rock y electrónica durante el primer fin de semana de agosto, en una ubicación privilegiada de la ciudad de Santander. Una cita que se cierra con una asistencia aproximada de 15.900 personas durante los tres días de celebración. 4.500 la primera noche de conciertos, 5.700 la noche del viernes y 5.700 de nuevo en la jornada de clausura el sábado 3 de agosto.

Arrancaba esta nueva edición el jueves 1 de agosto con dos propuestas basadas en el folk, la banda catalana Manel, y el dúo leonés The Bright, que ofrecieron contundentes directos. Los siguieron la divertida propuesta de Hidrogenesse, que fue el aperitivo perfecto para el que sería el concierto de la noche, Fangoria. Alaska y Nacho Canut presentaron su último disco y no olvidaron repasar sus hits de siempre, un éxito asegurado en la Campa de la Magdalena. Tuya tomó el relevo, con un concierto muy atractivo que cerró la primera jornada del festival.

El viernes los directos comenzaban de la mano de LaChica & LaGrande, banda cántara con mucho futuro, para pasar a las melodías pop de Dorian, presentando su nuevo trabajo. El momento estrella de la noche llegaría con Keane, en uno de los conciertos de la edición. Tom Chaplin lideró un concierto de los de Battle que quedará en la memoria del festival, con un sonido impecable. Calvin Harris tomó el relevo con un set en el que los visuales y la escenografía tomó un importante papel, a juego con las melodías bailables que lo han hecho número 1 del dance y que no faltaron en Santander. Reptile Youth finalizarían la noche con un directo canalla y lleno de energía.

La tercera jornada comenzaba el sábado 3 con la primera actuación en España de Willy Moon. Un artista con sabor al rock más clásico que defendió la plaza para dar paso a uno de los directos imprescindibles en la escena nacional en 2013, los mallorquines L.A. Un concierto técnicamente perfecto que cambiaría de registro al rock más sucio con la vuelta a escena de «Devil Came to me» de los madrileños Dover, liderados por las hermanas Llanos y rescatando su mayor éxito en su quince aniversario. Los granadinos Lori Meyers, repitiendo en el Escenario Santander Music, han protagonizado el directo más aclamado. The Zombie Kids han sido los encargados de cerrar la cita, por segundo año consecutivo, con una descarga de la electrónica más gamberra.

Joan Luna, Virginia Diaz y Dj Coco han sido durante cada uno de los días de celebración del festival, los responsables de hilar musicalmente cada jornada durante los cambios de backline entre las actuaciones.