La noche del viernes 2 de agosto, principio del mes estival por excelencia se presento cálida e ideal para ver a Besos Robados y Momento, dos bandas relativamente noveles del panorama musical barcelonés.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La primera banda en actuar fueron Momento, formados en Barcelona a finales del año 2012 mezclan estilos de todo tipo con la intención de crear un estilo personal entre el Pop-Rock y el Blues. Influencias variadas como Corinne Bailey Rae, Creedence Clearwater Revival, The Police y en menor medida Red Hot Chili Peppers.

El cuarteto catalán ofreció un concierto irregular con algunos aciertos y otros desatinos, destacó la voz de su cantante Alba que demuestra una tesiura diferente a la de las féminas del panorama pop actual dándole al conjunto un estilo diferente del que disfrutaron los más allegados a la banda. Su talón de Aquiles fue su inexperiencia sobre las tablas pero nada que no se pueda remediar a base de trabajo en equipo y buen rollo como dicen ellos, pues llevan menos de un año juntos y ya disponen de un interesante repertorio para ofrecer actuaciones donde quieran. Desde aquí les deseamos suerte y buenas vibraciones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De Besos Robados se pueden decir muchas cosas, pero una les define por encima de todas: “It’s Only rock and roll but I like it!!”, porque eso es lo que son (aparte de buenos amigos de un servidor), rock and roll que destilan por todos los poros de la piel y por cada uno de los acordes de sus brillantes canciones. Además, sin saberlo, estábamos ante uno de sus mejores conciertos (al menos el mejor que he podido ver de ellos) con un montón de sorpresas.

Pero vamos a por el tema:
Empieza el concierto con “Arma de seducción”, puro rock perfectamente afinado (y no me refiero a los instrumentos), depurado y templado con unos muy buenos coros que empieza a poner los cimientos de lo que será el concierto. Le sigue “cigarrillos y alcohol”, una canción con una letra y rueda de acordes muy clásicos y con unos buenos solos mezclados con una actitud que realza su calidad. “Rock and roll bar” abre con una batería contundente para una canción contundente como lo es este clásico de los Babylon Chat. En este punto podemos apreciar que el nuevo batería (que apenas lleva 6 meses) se ha adaptado a la perfección a la base rítmica del bajo que marca con precisión Josep con sus preciosos dibujos. Me encanta como suenan…

Seguimos con “Eres mala”; ¿Rolling Stones? ¡¡no!! son los mismos que han estado tocando hasta ahora evocando a sus maestros pero sin perder su personalidad, cool!! Además podemos apreciar, en la estructura de sus letras, un guiño a los grupos madrileños más canallas al igual que ellos de ascendencia stoniana como son Tequila, Burning, Ronaldos, Rodríguez o Pereza, a los que seguro también admiran. Llegamos a “María”, donde sacan su parte rockabilly y nos hacen disfrutar de lo lindo… estos tíos son como Camarón, ¡tocan todos los palos! El público está llegando al éxtasis y yo con ellos. De repente, suben al escenario el Tío Luis, un harmónica de la vieja escuela (por la técnica y por la edad, jajaja… lo siento, tenía que decirlo) pero con un ritmo en las venas brutal y José Masegosa cantante de la bandaCanal 69 para interpretar la canción de Los Rodríguez que da nombre a su grupo. ¡Que lujazo por favor! ¡estas sorpresas le llenan a uno el depósito de rockero hasta que la aguja sale disparada! “De que me sirve” nos relaja un poquito con un medio tiempo corta venas (lo dijo Dani, el cantante del grupo, no me peguéis…) y nos da un respiro para coger aire con este blues de gran calidad. Seguimos en este espacio semiamorosomequieromorir con “Ya no estas”, una balada que nos canta Josep demostrando una muy buena voz a parte de sus dotes como bajista. Muy bonita, de verdad. Se acabaron las tonterías, volvemos a lo que hemos venido a hacer que no es mas que ¡¡¡ROCK & ROLL!!! Oímos unos acordes familiares pero suenan muy contundentes… eso no es… ¡Huesos! la canción de Los Burros (después se llamaron El último de la fila) pero pasada por el tamiz del rock, ¡¡pero que grandes sois!! Eso es una versión, coño ya… “Ladronas” nos revela una canción donde recuerdan a Pereza (que conste que a mi, Pereza, me gusta mucho) y donde vemos que la batería le da un brillo muy, pero que muy especial con sus redobles y platos ligeramente asincopados en ocasiones, me gusta. Llega “Bésame”, su gran hit y del cual podemos (ya tardáis en mirarlo) ver el videoclip en youtube. Medio tiempo clásico con coros preciosistas… toda una carta de amor. De nuevo vuelven a mejorar una canción con su versión del “Honky Tonk women” adoptada como «Mujer de Burdel» donde vuelve a subir el Tío Luis para sacar lo mejor de si y de la canción, ¡genial! Seguimos de versiones con Los Ronaldos y su “Que vamos a hacer”, para nostálgicos de treinta y tantos… Me lo estoy pasando en grande y lo mejor es que todo el público también, me siento muy bien. Volvemos al rock sello “Besos Robados” con su “Instinto animal”; buenos riffs, gran base rítmica y buenos solos… o sea, ¡Rock and roll!

Parece que llegamos al final pero no…la sala es demasiado pequeña para que se puedan escapar a los deseos del público (y a los míos), así que en seguida vuelven para interpretarnos “Lágrimas del sol” (adoro esta canción) para deleite del público asistente. ¿Para cuando esto sonando en la radio? “Tu madre no lo dice no…” pero lo digo yo, ¡¡que buena canción para casi terminar el set!! Evidentemente hablamos de “Ritmo de garaje” de Loquillo y los trogloditas! y para terminar, “Wild thing”. Geniales, impresionantes, uno de estos grupos que no entiendes porqué tocan en locales pequeños cuando podrían llenar cualquier sala grande a poco que se les apoyara. Desde estas líneas os recomiendo fervientemente que vayáis a ver su próximo concierto o adquiráis su EP, ¡¡¡valen muuuucho la pena!!
¡¡Gracias!!