El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tal vez sea que mi imaginario americano esté hecho de secuencias cinematográficas, o que la imagen de Sallie Ford me remite al personaje de Barbara Morton, en Extraños en un tren, de Alfred Hitchcock; el caso es que la historia de Sallie & The Sound Outside me parece como de película: Sallie, cantante dotada de una carismática voz, hastiada de su trabajo de camarera en la insulsa Portland, Oregón, conoce a tres marinos procedentes de Alaska: Tyler Tornfelt (bajo), Ford Tennis (bateria) y Jeff Munger (guitarra) con quienes decide formar una banda de rock…

Pero la realidad es que el pasado viernes 31 de mayo Sallie&The Sound Outside presentaron Untamed Beast, su segundo disco y que orgullosa y segura de sí misma Sallie citó Portland, Oregón. El cuarteto tocó los once temas de su nuevo álbum e intercalaron varios de Dirty Radio, su primer larga duración mostrando, definitivamente, una personalidad artística rebelde y transgresora muy estimulante.

Lo que ví y oí en la sala Rocksound me encantó por dos razones: la primera, por esa virtud que tiene la banda de mezclar referencias que se definen como contrarias, con tanta naturalidad, y la segunda, por la actitud desacomplejada y combativa de las letras de sus canciones. En este sentido son trascendentales para mi Paris o Roll around: no engañan, solo hay que saber escucharlas. Estuvo muy acertado el orden de los temas y no faltó una preciosa versión de Heart of glass de Blondie; Tampoco los bises para poner punto final a la noche.

Indomable bestia, buen título para un disco de Sallie & The Sound Outside… Tal vez el Rock and roll nos salve a todos.

Aquí puedes escuchar su último disco Untamed Beast