Cuando no se recurre a la brujería, los renacimientos suelen ser inesperados. Y si no que se lo digan a Lloyd Cole, que en septiembre del año pasado ni tan siquiera sospechaba de la explosión de creatividad compositora que estaba a punto de sufrir.

La respuesta es su nuevo álbum, Standards, posiblemente su mejor trabajo desde su revolucionario debut con The Commotions y el álbum Rattlesnakes, en 1984. Durante los últimos diez años, Lloyd ha seguido una senda más discreta, evidente en su último álbum de estilo country folk, Broken Record, publicado en 2010. Mientras que ese logrado álbum presentaba al Lloyd más acústico y tradicional, Standards es descaradamente eléctrico y deslumbrante.

El batería de este último, Fred Maher, se reúne con el bajista Matthew Sweet en Standards para revivir la sección rítmica que marcó los tiempos en el álbum de debut en solitario de Lloyd en 1990 y en su continuación, Don’t Get Weird On Me Babe. Joan As Police Woman al piano y los coros y el mismo Lloyd, que además de cantar echa mano de los sintetizadores acompañado de algunas de las más claras, efervescentes y turbulentas guitarras eléctricas, completan la tripulación de un buque que navega con un sonido firme que se tensa y se relaja para ceñirse al tono de cada canción.

“Cuando concebía estas canciones a partir de las ideas anotadas en mis libretas, me dí cuenta de que al menos la mitad eran rock and roll, algo que creía haber dejado atrás. Pero para mí las canciones son las que mandan, y las canciones me decían: tienes que grabar un disco de rock, o por lo menos un disco pop con un grupo de rock and roll”.

Standards comienza con la única versión del álbum, «California Earthquake», que Lloyd escuchó por primera vez en labios de Mama Cass y creía que había sido compuesta por John Phillips, de The Mamas And the Papas, hasta que un fan le informó de que en realidad era una rareza de 1971 escrita por John Hartford, cantante folk famoso, sobre todo, por haber compuesto el éxito de Glen Campbell «Gentle On My Mind». Al relacionar el terremoto que sacudió California en 1971 con los signos que preceden a una ruptura emocional o incluso psicológica, ese tema establece el tono de Standards.

Una primera audición superficial de Standards revela en sus letras guiños a Blondie, Iggy Pop, Billie Jo Spears, Nick Cave, The Rolling Stones y Dylan, además de “citas” musicales de Television y U2. “Es un tic, a veces no me doy cuenta de que lo hago. Recuerdo aquello que T.S. Eliot y Picasso dijeron, que el genio roba. Si tienes una voz propia, ésta se reflejará en lo que tomes y lo convertirá en algo tuyo. Me siento atraído por las referencias culturales: pueden aportar mucho a una canción con apenas unas palabras”.

Y ahora que ha creado Standards, ¿qué será lo siguiente? “Me siento animado. Creo que podría seguir grabando discos los años que me apetezca”. Lloyd Cole ha publicado doce álbumes de estudio, incluidos tres con The Commotions y uno con The Negatives. Acaba de lanzar una colaboración de música ambiental con el titán del krautrock, Hans Joachim Roedelius, con el título Selected Studies Vol. 1.

Standards saldrá a la venta en junio de 2013.

Lloyd Cole actuará en la Sala Music Hall, en Barcelona, el próximo 11 de octubre.

Puedes escuchas su disco «Broken Records» aquí mismo