El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pasado jueves 2 de mayo, Xarim Aresté, conocido como líder de Very Pomelo, así como por su vinculación con Sanjosex, Maika Makovski, o por sus colaboraciones con Paul Fuster o Els Miralls de Dylan, presentaba en la sala Heliogábal Lladregots (Chesapik, 2013), su primer larga duración, trece canciones eminentemente acústicas y grabadas, según afirma el propio autor en la carátula del disco, «de cualquier manera en su habitación».

Se trataba del debut en solitario de este músico de carrera poliédrica, siempre en la órbita del rock capaz de abrazar el blues, el country el jazz o la rumba. El directo fue atrevidamente básico; Xarim Aresté compareció en trío: guitarra, bajo y batería, con el que desplegó piezas austeras pero llenas de matices, con chispas de blues del Delta y rock de influencias californianas. La tosquedad de las letras de sus canciones y su desgarbada dicción reforzaron con mágica naturalidad y brutal contundencia, un espíritu fresco y libre… Como río que brinca de peña en peña.