El primer sábado de Mayo y esperando lluvia, pudimos disfrutar y bajo techo de un doble concierto en la Sala Zacarías de Barcelona. Los grupos, El último recurso y El Globo nos ofrecieron una amplia paleta de sonidos pop que en algunos casos nos hacían mover la cabeza de semejante manera, que podríamos pensar que estábamos ante un grupo de rock.

El último recurso

Llevan funcionando desde Julio del 2009, cuando aún eran solamente tres. Desde sus inicios ya se las apañaban para tener un puñado de temas con personalidad propia. En 2011 cierran formación con un cambio de bajista y pasando a ser cuatro componentes, tal y como conocemos a la banda hoy en día.

Desde entonces hasta hoy, éstos chicos, mayormente de Hospitalet de Llobregat, han ido pateando bastantes sala para presentar su EP: El último Recurso. Salas como: Sala Luz de Gas, Cabaret Berlín, Salamandra, Sala Zacarías entre muchas otras.

La noche anterior nos enseñaron temas como Déjame en paz un tema muy fresco que hace que muevas el cuerpo desde el primer momento, El Último Recurso (que da nombre al EP), y Una razón, un medio tiempo con tintes de balada. Y por su puesto y como colofón Mi pequeña carta de amor, una declaración de amor en toda regla, del que también presentan su video-clip.

El último recurso suenan, y suenan a pop-rock sin tapujos y que te engancha. Con voz rota que se ablanda en los temas más ligeros y que raspa en los temas más contundentes y rockeros. Un grupo que, por qué no, nos suena a El canto del loco y devuelve la sonoridad y la frescura al pop-rock nacional.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Globo

Por si no habíamos tenido suficiente, después de unos minutos de cambio, El Globo subio al escenario para no dejarnos respirar. En formación original de tres músicos, se suben a la tarima para presentarnos su EP Mi bicicleta. Un EP grabado y mezclado con todo el cariño del mundo en los estudios Chester Music. Cinco temas y un extra acústico con carácter propio.

Con un repertorio casi veinte temas, nos presentan los siete cortes de su EP más otros cuatro que podemos encontrar en redes como bandcamp, Myspace. Todos ellos intercalados entre covers que, por igual, hace que el público cante. No importa, cover o tema propio, son entregados y cantan por igual.

Entre temas de Manolo García, Fito y Fitipaldis, sus temas propios brillan, cortes como Mi bicicleta, el tema que da nombre al EP. Un tema que, no siendo El Tren del «tito Rosendo», nos invita a subir en su bicicleta y dejarnos llevar. Un tema que suena a rockero y que esconde unas buenas melodías pop. A lo largo de la noche nos dejaron disfrutar de compases más tranquilos con Me pierdo y que con Quisiera ser nos devuelven el pulso a golpe de riff y guitarras más contundentes y pesadas.

Sobre la tarima se nota que tienen tablas (se nota que tocan dos veces al mes, concretamente en el Pipiolo Bar) y se manejan sin problemas emanando un pop-rock muy compacto y sonoro. Canciones con sonidos acústicos e incluso guitarras de cuerda de nylon, que, se llevan perfectamente con solos y riffs de lo más rockero.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.