Luz verde monasterio

Si tiene que venir el final del mundo que nos pille así

Rodeados de buenos amigos y del mejor rock and roll. El viernes 29 acudimos a la sala Monasterio al concierto de largo formato que la banda Luz Verde ofrecía en Barcelona. Venian con ganas y nos lo transmitieron enseguida. Nos llevaron al borde con su rock enérgico y su directo contundente madurado a través de 17 años tocando juntos. La sala llena y el público entregado. Recorrimos el final del mundo, en llamas y nos fuimos de fiesta por el sol. Bailamos, coreamos y disfrutamos del surtido repertorio de excelentes guitarras, trabajo vocal, rítmica y baterías… De las anécdotas, de la cercanía… y hasta de la ranchera de la banda venezolana. Un gran concierto. Habrá que esperar al final de la gira que de momento los lleva a Madrid y posiblemente a Venezuela para conocer la segunda entrega de El Final del Mundo… Pero cuando uno hace lo que sabe con pasión y el público empatiza, esta claro que hay luz… Luz Verde para rato.

y sigo sonriendo…

Aquí os dejamos el resumen de lo que fue el concierto y la entrevista: